Automóvil Clásico de Euskadi

BMW ISETTA 250

BMW ISETTA 250

La Isetta es un invento italiano presentado por ISO en 1953, diseñado por Ermenegildo Preti,  a instancia de una idea de Renzo Rivolta propietario de ISO e inspirado en la carlinga de apertura frontal de ciertos aviones de carga de la época.

BMW contemplaba el incremento de la popularidad de los automóviles pequeños y ello le llevo a iniciar contactos con ISO. Los trámites entre Eberhard Wolf (de BMW) y Renzo Rivolta (de Iso) se concretaron rápidamente en el acuerdo de licencia, de forma que BMW podía adquirir el nombre y las herramientas básicas para producir la carrocería. 

La carrocería del Isetta mantendría sus características principales a lo largo de su comercilización, con su única puerta de apertura frontal y 2,28 metros de longitud, pero no así sus motores, ya que los originales irían siendo sustituidos por otros de motocicletas BMW más potentes. El original italiano fue un dos tiempos de dos cilindros, 236 cc y 9,5 cv; el cual enseguida fue sustituido por un monocilíndrico de cuatro tiempos, 250 cc y 12 cv.

Fiedler, director de desarrollo de BMW, resumió las ventajas del Isetta en cinco puntos clave:

1. El coste de la carrocería depende en gran medida del número de puertas. Una puerta es suficiente. Y ésta no está suspendida del panel exterior de la carrocería, sino que sobresale orgullosa en el frontal y, por ello, evita accidentes.     

2. Utilizar tres ruedas puede resultar más barato pero no resulta, ni con mucho, tan bueno como el uso de cuatro. Responsabilizar de la tracción a una única rueda posterior puede suponer un esfuerzo excesivo para ésta, por eso hemos optado por dos ruedas posterior. La batalla estrecha evita instalar un diferencial y no requiere más que un freno.

3. Ha sido posible montar el motor frente al eje posterior, obteniendo una distribución ideal del peso.                                   

4. Gracias al doble eje cardán transversal, la suspensión del eje y del motor es independiente.                                             

5. La forma de huevo de la carrocería está inspirada en la naturaleza. Requiere menos material para envolver el espacio interior.

Pero el propulsor era muy importante para BMW y el dos tiempos italiano debería ser sustituido. Ya durante las negociaciones entre el Consejo de BMW y Renzo Rivolta se había hecho referencia al motor original, ruidoso y de escasa potencia. Si se iba a comprar la carrocería BMW suministraría, al menos, su propio motor. Y de cualquier forma, Munich contaba con un motor de valía demostrada, eficaz y perfectamente indicado para el Isetta: el monocilíndrico de la BMW R25/3.

El vehículo estableció nuevos estándares en su categoría: los 245 cc de este motor monocilíndrico generaban 12 cv a 5.800 rpm. Su construcción era tan robusta como simple. A mediados de los años 50, eran muy pocos los coches que podían presumir de cuatro marchas. Con un par de sólo 14,2 Nm a 4.500 revoluciones, estas marchas eran fundamentales incluso aunque el Isetta no pesase más que 360 kg con el depósito del combustible lleno.

El Isetta ofrecía una experiencia de conducción considerablemente espaciosa. Volviendo una vez más al comunicado de prensa que anunciaba el Motocoupé: “Las grandes ventanillas fabricadas en Plexiglás a prueba de rotura ofrecen visibilidad en todas las direcciones. Dispone de asas para abrir el techo solar así como de dos ventanillas traseras que proporcionan ventilación sin corrientes de aire. El asiento corrido con un ancho total de 1,18 metros y desplazable hacia delante o hacia atrás, aloja cómodamente a dos adultos y un niño. Con 70 cm de separación entre el asiento y la puerta delantera, los ocupantes disponen de amplio espacio para las piernas. Se ha evitado cualquier restricción en el movimiento del conductor colocando, entre otras cosas, la palanca de cambios a la izquierda para ahorrar espacio y manteniendo los mandos eficazmente agrupados en la columna de la dirección”.

 

La Isetta fue un invento italiano presentado por Iso en 1953 y diseñado por el ingeniero aeronáutico Ermenegildo Preti a instancias de una idea de Renzo Rivolta, a la sazón dueño de la empresa Iso. El susodicho Preti se inspiró en un avión de carga de apertura frontal para realizar este singular vehículo con forma de carlinga de avión.

a fue un invento italiano presentado por Iso en 1953 y diseñado por el ingeniero aeronáutico Ermenegildo Preti a instancias de una idea de Renzo Rivolta, a la sazón dueño de la empresa Iso. El susodicho Preti se inspiró en un avión de carga de apertura frontal para realizar este singular vehículo con forma de carlinga de avión.

En la década de los 50, BMW contemplaba como se estaban popularizando los automóviles pequeños, y cómo sus grandes y potentes motores en turismos y deportivos no encajaban en esa nueva y emergente tendencia del mercado y fue por eso por lo que BMW se interesó por el proyecto de Iso Motor Italia.

Eberhard Wolf (de BMW) y Renzo Rivolta (de Iso) concretaron un acuerdo de licencia, de tal forma que BMW podía adquirir el nombre y las herramientas básicas para producir la carrocería.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies